Hace 8 años que salí del Colegio María Auxiliadora de Chía, lo recuerdo como mi segundo hogar.  Soy María Alejandra Sánchez hice parte de la promoción Dromeliv del año 2.012.

A mi colegio le agradezco la formación académica que contribuyó a formar un pensamiento crítico, también le agradezco por darme las herramientas para alcanzar mis objetivos y para comprender que quien  quiere cumplir sus metas, se debe esforzar; le agradezco también por enseñarme los valores necesarios para ser una profesional competente y comprometida con la sociedad. El amor primordial a María Auxiliadora que bajo su manto llevó un camino de protección junto de la mano de Dios.

Gracias a esto, soy una mujer llena de sueños, anhelos que lucha día a día por cumplir cada uno de ellos.  estoy escalando para convertirme en una gran artista de música popular, me gradué de compositora en la Escuela Fernando Sor y saqué hace poco mi primer disco, ha sido un trabajo lleno de todo tipo de experiencias, pero siempre de la mano de Dios y María Auxiliadora, seguiré escalando poco a poco, siendo una mujer ejemplar y humilde.

Orgullosamente soy docente en el Colegio Nuestra Señora de la Concepción en donde soy encargada de las Bellas Artes, he sacado provecho de cada una de las cosas que he aprendido desde el colegio, hasta el , llevo presente el lema y lo aplico a mis estudiantes: «Ser buenos cristianos y honestos ciudadanos»;  quiero ser ejemplo para mis estudiantes y ser un orgullo para cada uno de ellos como fueron mis profesores y cada una de las personas que han sido mis mentores.